Tal día como hoy hace 120 años se fundó en Leipzig la Deutscher Fußball-Bund (DFB). Cuatro años más tarde, un malogrado viaje en barco y un telegrama desempeñarían un papel importante en la historia del fútbol asociación.

彩库宝典appEl fútbol se introdujo en Alemania en 1873, diez años después que se fundase la FA en Inglaterra. El mérito de haber llevado el deporte rey al país suele atribuirse a Konrad Koch, un profesor de Braunschweig, junto a su colega August Hermann. Koch publicó en 1875 la primera versión de las Reglas del Juego en alemán. Al principio la nueva disciplina no fue bien recibida por la sociedad: en la Alemania Imperial, el juego de pelota era considerado algo primitivo.

Placa conmemorativa en la casa de Leipzig en la que se fundó la DFB, en 1900. | ©Frank Vincentz (CC BY-SA)
Sin embargo, al igual que sucedería en el resto del mundo, a los alemanes no tardó en gustarles. En el decenio de 1880 surgieron los primeros clubes e incluso se fundaron distintas asociaciones regionales, como la Asociación de Futbolistas Alemanes (1890) o la Asociación Alemana de Fútbol y Críquet (1891). La demanda de contar con unas reglas uniformes, campeonatos nacionales y partidos de selecciones exigía crear una federación de fútbol alemana que englobase a todos los clubes y asociaciones regionales del país. Representantes de 86 clubes alemanes fundarían así el 28 de enero de 1900, en Leipzig, la Deutscher Fußball-Bund (DFB). Ferdinand Hueppe, representante del DFC Praga, fue designado su primer presidente.

Entre los representantes que estuvieron presentes en la fundación de la DFB figuraba Gustav Manning, que cuatro años más tarde desempeñaría un papel crucial para que la federación de Alemania sea considerada a día de hoy la primera en incorporarse a la FIFA。 El 21 de mayo de 1904, representantes de las federaciones francesa, danesa, suiza y neerlandesa se reunieron en París para formar una federación internacional de fútbol。 Un día más tarde se les unieron dos representantes de la federación belga, y otros dos países dispusieron su voto por poderes。 La federación suiza autorizó a Ludvig Sylow, de Dinamarca, a actuar en su nombre, mientras que el Madrid Football Club (que más tarde adoptó el nombre de Real Madrid) quiso que el francés André Espir velase por sus intereses。

Gustav Manning fue elegido para representar a la federación alemana en la reunión de París, adonde iba a desplazarse procedente de Inglaterra, aunque perdió el barco que tenía que llevarlo al otro lado del canal de la Mancha. La DFB se apresuró a llamar a un sustituto, Philipp Heineken, ¡pero este tampoco llegaría a tiempo a París! Así pues, los alemanes enviaron un telegrama. Al no haber nadie en la reunión para representar en persona a Alemania, el país no fue reconocido como fundador, a pesar de que el doctor Ernst Karding, secretario de la DFB, había sido fundamental en la redacción de los primeros estatutos de la nueva entidad. El telegrama hizo en cambio que la alemana fuese la primera federación en incorporarse de forma oficial a la Fédération Internationale de Football Association, más conocida comúnmente como FIFA.

¡Feliz 120º cumpleaños, DFB!